Las frutas y verduras pueden llegar contaminadas a nuestras manos por una razón muy sencilla: crecen en el suelo. Solo por este motivo ya debemos tomar una serie de precauciones para que la suciedad y los microorganismos no contaminen nuestras manos, las superficies de la cocina o incluso, otros alimentos.

Como lavar frutas y verduras

Es importante lavar adecuadamente frutas y verduras, en especial si se van a consumir en crudo.

Los peligros asociados a los alimentos vegetales son insectos, larvas, gusanos, piedras y tierra, pesticidas y herbicidas, además de microbios que podrían estar presentes tanto en el suelo como en el agua de riego: Salmonella, Listeria. E. coli, varios tipos de virus Hace años eran una causa muy frecuente de enfermedades porque la inspección veterinaria no era tan exhaustiva como en la actualidad, los animales estaban en las huertas, se comían vegetales que crecen en los regatos, como los berros o canónigos (ahora solo se pueden comercializar los cultivados) y  se vendían en los mercados productos de particulares, sin ningún tipo de control sanitario. En la actualidad el riesgo es relativamente bajo, pero no despreciable, por lo tanto los vamos a tratar como alimentos contaminados. La forma en la que lavemos y almacenemos los productos hortofrutículas va a ser determinante para su seguridad.

Como lavar frutas y verduras

Visto esto, vamos a dar unas pautas de cómo lavar frutas y verduras:

  • Antes de lavar las verduras, lavarse bien las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos, aclararlas cuidadosamente y secarlas con papel de cocina de un solo uso o con una toalla de materia textil que se lave regularmente a 60 °C. Esto como norma antes de ponernos a preparar cualquier alimento, ya tu sabes 🙂
  • Lavar todos los productos antes de pelarlos, cortarlos y prepararlos para cocerlos y consumirlos. De esta manera, al usar el cuchillo, las bacterias y la suciedad no contaminarán el alimento por contacto entre la pulpa y la cáscara.
  • Utilizar superficies de trabajo y utensilios (cuchillos, cepillos, etc.) limpios, secos y que no hayan estado en contacto con otros alimentos. Una vez terminado el proceso, limpiar bien las superficies que hayan estado en contacto con los vegetales sucios.
  • Rechazar las hojas exteriores de la lechuga, la escarola, las coles, las endivias, etc. Lavar las lechugas hoja por hoja al chorro de agua.
  • Utilizar un cepillo limpio para eliminar la tierra de las setas y para restregar con firmeza los productos con una superficie exterior dura o rugosa como las patatas, los melones y los pepinos.
  • Retirar y rechazar las secciones de las frutas y verduras con hongos, heridas, cortes o zonas demasiado maduras y dañadas, en especial si lo vamos a consumir en crudo.
  • Lavar las hierbas como el cilantro, el perejil, el apio y la menta en manojos pequeños, dándoles vueltas hasta que todas las ramas queden limpias.
  • Volver a lavar los vegetales con agua, una vez pelados y cortados.
  • Secar los productos limpios con toallas de papel o con un paño limpio y seco para eliminar cualquier resto de bacterias.
  • Mantener las verduras limpias y secas en refrigeración hasta el momento de usarlas o consumirlas, evitando en todo momento que entren en contacto con vegetales no lavados para que no se contaminen de nuevo. Lo ideal es utilizar un cacharro de esos para centrifugarlas después de lavarlas y escurrir toda el agua. Te puede servir para guardarlas dentro de la nevera.

Resumiendo, hay que lavar las frutas y verduras de forma cuidadosa y debemos mantenerlas en refrigeración separadas de otros alimentos para evitar contaminaciones cruzadas.

Una pregunta, ¿a que no os habéis encontrado un gusano en una naranja?¿alguien si?…contadme…

Para saber más:

Hidatidosis, enfermedad parasitara endémica en Castilla y León. El hombre es un hospedador intermediario accidental que se infecta al ingerir los huevos procedentes de perros infectados.

Fotografia realizada en un mercado en Polonia, cedida por Javier Arias Torregrosa.

Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo con los botoncitos de abajo. ¡Gracias!. También puedes ver una presentación-resumen del lavado de frutas y verduras.

Patricia

..

Patricia García Berruguete

Consultora en higiene alimentaria y formadora de manipuladores de alimentos. ¿Que por qué hay que formarse? Porque conseguir unas correctas prácticas de higiene no depende únicamente del sentido común.