Empieza el buen tiempo y se van a ir sucediendo las salidas al campo, las barbacoas familiares y los festejos de todo tipo al aire libre. Todo ello, como siempre, girará en torno a la comida, que parece que no sabemos reunirnos si no es para comer y beber. Yo, al menos, me voy a pasar la semana santa en un marco incomparable, rodeada de encinas y alcornoques y en los que los menús van a ser: botillo, morcillas y embutidos de León, calçots de Valls, migas extremeñas que hace mi hermano para desayunar, kilos de tostadas con tomate, cuscus, chistorra de Pamplona…Lo del vino y los gintonics ya si eso lo comento en otra ocasión 😉

Total, que fijo que tú también vas a estar comiendo en el campo en algún momento y eso conlleva unos peligros (contaminación debida a insectos, falta de higiene, altas temperaturas, etc.) y hace necesario tener claras unas pautas para evitar los riesgos, como vimos el año pasado hablando de las barbacoas seguras (si la releéis vais a ver el paisaje que veo habitualmente en semana santa)

Pautas para un picnic sin riesgos

 

un picnic sin riesgos

Actiivdades de repaso para las vacaciones:

Claves para la inocuidad alimentaria

Contaminación cruzada

Para saber más, en la web de Consumer

Disfrutar de un picnic sin peligros

 

Disfruta mucho hagas lo que hagas…Nos vemos a la vuelta, pero no te vayas sin compartir si te ha gustado.

¡Gracias!

Patricia

Patricia García Berruguete

Consultora en higiene alimentaria y formadora de manipuladores de alimentos. ¿Que por qué hay que formarse? Porque conseguir unas correctas prácticas de higiene no depende únicamente del sentido común.