5 al día

 

Llega el fin de semana y seguro que en vuestras ciudades hay un bonito mercado al que poder ir a comprar frutas, verduras y hortalizas. ¿Sabéis lo que son,no?? 😉 Sí, eso justamente: esos productos que nunca vemos en los anuncios salvo la típica manzana verde cuando nos quieren vender algo como “muy saludable”.

5 al día

La comunidad científica y médica recomienda consumir cinco raciones de fruta y hortalizas frescas al día. Se yo que a algunos les parece una barbaridad,¿ a que sí? Cinco en total, no asustarse los verdurofóbicos.

Las frutas y verduras nos aportan agua, vitaminas, minerales, fitoquímicos y fibra. Nos sacian y nos aportan pocas calorías. No nos aportan grasas saturadas. Ayudan a prevenir determinadas enfermedades, mejoran el tránsito intestinal (en serio, por lo que te cuesta un yogur de esos, llenas el futero) y ayudan a prevenir y luchar contra el sobrepeso y la obesidad.

Eso sí, por mucho que diga esa mujer que ha escrito un libro sobre los alimentos y el cáncer, ningún alimento hace milagros. Sí que es cierto que una mala alimentación influye en la aparición de determinadas dolencias y por eso hay que preocuparse de lo que consumimos a diario, pero una vez que se presenta una enfermedad como el cáncer, no se “cura” con una alimentación determinada. Que nadie se llame a engaño.

A mi niño no le gustan las verduras

¿Tienes niños? Suele ser un caballo de batalla .

Yo tengo la suerte de que mis dos hijas no me han dado problemas. La pequeña viviría a base de alcachofas, zanahorias, espárragos trigueros y kiwis, es algo extraordinario. Y la mayor, que es más carnívora, arrocera y macarronera, pues se come media lechuga diaria y manzanas a kilos, le chifla el puré de zanahorias y cuando le digo que elija en menú, pide lentejas con arroz.  Yo no obligaría a nadie a comer algo que no le gusta, y menos a un niño, pero a base de jugar con los distintos productos y formas de prepararlos, algo encontraremos que a nuestro hijo o hija le guste y lo pueda comer a diario. Cuando pongo algo que no les gusta demasiado (lombarda, por ejemplo), les hago probar una cucharada cada vez para que vayan cogiéndole el gusto. Sólo una. Y os aseguro que poco a poco van pidiendo más.

Seguro que a muchos os ha pasado que, aunque antes les gustase, de repente a nuestro cachorro de dos años y pico le deja de gustar una fruta o verdura que antes comía bien. Por lo visto, es algo que nos dicta nuestro instinto de supervivencia. Hace muchos miles de años, los bebés siempre iban en brazos de sus mamás. Cuando empezaban a caminar, les enseñaban que no debían comer las plantas y frutos porque la gran mayoría eran tóxicos. Su supervivencia dependía de ese miedo que conseguían crearles.

Os enlazo el estudio:

Alimentación neofobia la hora de la comida y el consumo de alimentos en 4-5 años de edad

Por tanto, sin dejar de tener presente la conveniencia de consumir esos 5 al día, creo que lo mejor es respetar los gustos de cada niño sin montar dramones con la coliflor y sobre todo, PREDICAR CON EL EJEMPLO, eh, mami, papi,  que si tú no lo comes, ellos tampoco lo harán..

¿Cuanto es una ración?

Os dejo aquí el enlace a un pdf que os podéis descargar con lo que se considera una ración de cada fruta y hortaliza. Nos dan las medidas en gramos y la versión casera, en unidades o platos.

RACIONES PROPUESTAS DE CONSUMO DE FRUTAS Y HORTALIZAS

Bueno, contadme:  ¿consumís 5 al día? ¿Os gustan las verduritas o con 40 años todavía os inventáis excusas para no comerlas?

¡Gracias!

¿Quieres leer más?

Cómo lavar frutas y verduras

Patricia

Patricia García Berruguete

Consultora en higiene alimentaria y formadora de manipuladores de alimentos. ¿Que por qué hay que formarse? Porque conseguir unas correctas prácticas de higiene no depende únicamente del sentido común.