El otro día escribíamos en El Blog de Adalil Seguridad Alimentaria sobre los bulos que en materia alimentaria circulan por la red.

Hoy traigo un magnífico manifiesto recién salido del horno de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS) . Ambas entidades, auspiciadas por profesionales del Ministerio de Agricultura y Alimentación (MAGRAMA) y la AESAN, ha elaborado un decálogo con el que pretenden:

En las diez conclusiones a las que se ha llegado sobre cómo debe de ser esa comunicación responsable, rigurosa y objetiva sobre alimentación, salud y nutrición, se destaca que las noticias sobre alimentación y salud tienen una influencia directa en las decisiones de los ciudadanos y en sus hábitos de alimentación. En consecuencia, es responsabilidad de los informadores ofrecer el máximo rigor, objetividad y evidencia científica en las informaciones que se publican. Asimismo, el decálogo profundiza en las características de los productos alimenticios y ofrece pautas sobre cómo usar las fuentes de información, sin olvidar la transparencia a la hora de escribir sobre estos temas, la apuesta clara por la veracidad por encima de la originalidad, y el uso responsable de las noticias que se publican en Internet, que ya se ha convertido en fuente directa de los ciudadanos. En definitiva, se habla de corresponsabilidad.

 

Noticia en El Blog de Fiab: Manifiesto ANIS-FIAB: la desinformación en nutrición es un riesgo para la salud 

 

Y aquí el Manifiesto por una comunicación responsable en alimentación y salud.

 

[fusion_slideshare id=27728292&doc=20131030manifiestoporunacomunicacinresponsableenalimentacinysalud-131030043024-phpapp02&type=d]

 

Patricia García Berruguete

Consultora en higiene alimentaria y formadora de manipuladores de alimentos. ¿Que por qué hay que formarse? Porque conseguir unas correctas prácticas de higiene no depende únicamente del sentido común.