Real Decreto 895/2013 que modifica el R.D. 1431/2003, de 21 de noviembre, por el que se establecen determinadas medidas de comercialización en el sector de los aceites de oliva y del aceite de orujo de oliva.

La principal novedad al respecto es la inclusión de un nuevo apartado sobre la comercialización de los aceites:

«2. En los establecimientos del sector de la hostelería y la restauración y en

los servicios de catering, los aceites se pondrán a disposición del consumidor final
en envases etiquetados y provistos de un sistema de apertura que pierda su
integridad tras su primera utilización.
Los envases que por su capacidad se puedan poner a disposición de los
consumidores finales más de una vez, dispondrán además de un sistema de
protección que impida su reutilización una vez agotado su contenido original.»

Esta norma, que tiene carácter estatal, entra en vigor el 1 de enero de 2014. Con esta medida se pretende asegurar la calidad y autenticidad de los aceites en el canal HORECA. Los aceites comprados antes de esa fecha y que no se ajusten a lo aquí regulado, podrán ofrecerse al consumidor hasta el 28 de febrero de 2014.

NOTA: la norma no obliga a que esos envases no reutilizables (aceiteras no rellenables) sean monodosis, solo a que el envase no se pueda reutilizar y además, vaya correctamente etiquetado.

Patricia García Berruguete

Consultora en higiene alimentaria y formadora de manipuladores de alimentos. ¿Que por qué hay que formarse? Porque conseguir unas correctas prácticas de higiene no depende únicamente del sentido común.