La semana pasada eran las fiestas en León y en la Escuela de Cocina Dolcetriz se volvieron a impartir los cursos de cocina para Minichefs. Y Eva me pidió que fuese un par de ratos a contarles cosas a los incipientes cocineros. Lo pasamos bomba y aprendimos un montón. Las preguntas de los niños siempre son más que interesantes.

El primer día hablamos de bacterias, de alimentos sucios (crudos) y limpios (cocinados), de la contaminación cruzada (“vimos” la contaminación utilizando una lámpara de luz negra y un ingrediente secreto fluorescente) y de cómo colocar los alimentos en la nevera.

preguntas de los niñoslas preguntas de los niños: hablando de contaminación cruzada

 

 

 

 

 

 

 

 

luz negra                           colocando la nevera

 

 

 

 

 

 

 

El segundo día aprendimos a averiguar la cantidad de azúcar que hay en un alimento leyendo su etiqueta. Cada uno había traído la etiqueta de los cereales del desayuno, o de barritas de chocolate, de zumos, etc. Estuvimos pesando la cantidad de azúcar de cada uno ellos y, la verdad, flipando un poquito.

Aprovechamos ese subidón de azúcar para ver lo que pasa cuando metes un huevo en cocacola y todo eso de lo que ya os hablado hace poco cuando hice los talleres de higiene dental en el Ponce de León.

preguntas niños

El primer día, para hablar de las bacterias me llevé los peluchitos, que triunfan en las clases con niños, pero en las de adultos ni os cuento. 😉

Y claro, hablando de porqué es tan importante lavarse las manos después de usar el baño, ¡zas! la pregunta… ¿porqué la caca es marrón?? Que risa con el tema, oiga, porque por lo visto es una inquietud que todos tenían y nadie se atrevía a preguntar. Así que estuvimos un rato profundizando sobre tan interesante asunto.

Y el segundo día llegamos a la conclusión de que la sustancia que hace que que la pasta de dientes nos limpie es… colgate..

😉

Gracias Eva por la oportunidad de ir a pasar estos ratos. A los niños les interesa mucho todo si les explicas porqué son así las cosas. Y aunque hay que seguir un guión para estructurar un taller, en plan introducción, nudo, desenlace, es aún más importante dejar que ellos pregunten, cuenten, deduzcan. Ciertamente, participar en el aprendizaje de un niño es algo muy muy bonito.

 

En unos días me voy a corretear por ahí… espero que lo paséis bien y si tenéis nenes en casa, os recomiendo que les apuntéis a un taller de cocina, disfrutan de lindo y aprenden muchas cosas valiosas para el resto de su vida.

Patricia.

 

Patricia García Berruguete

Consultora en higiene alimentaria y formadora de manipuladores de alimentos. ¿Que por qué hay que formarse? Porque conseguir unas correctas prácticas de higiene no depende únicamente del sentido común.