Servicios de seguridad alimentaria para tu industria o negocio

Si tienes un negocio de la industria alimentaria, ya sea una fábrica, un bar, restaurante o comercio, estás obligado a velar por la seguridad de tus productos y la higiene de tus procesos. Tú eres la persona responsable de poner productos seguros en el mercado, eres el responsable de la seguridad alimentaria de tu negocio, por muy pequeño que este sea.

Pero entre la falta de tiempo, la cantidad de registros que hay que tener al día, un manual de autocontrol sin actualizar desde que te lo hicieron al empezar con tu negocio, nunca acabas de cumplir con todo lo que te pide el inspector de Sanidad.

Existe una herramienta de prevención de riesgos llamada SISTEMA DE AUTOCONTROL mediante la cual, gracias a unos procesos sistematizados de control vamos a prevenir y eliminar los diversos peligros (químicos, físicos, biológicos, alérgenos) que puedan aparecer.

El Sistema de Autocontrol debe estar correctamente implantado y actualizado. Debemos tenerlo en el establecimiento a disposición de la Autoridad Sanitaria y además, debe ser específico para cada negocio (no hay dos queserías iguales, por poner un ejemplo).

Este sistema de autocontrol consta de dos partes diferenciadas, LOS PRERREQUISITOS (o planes generales de higiene) con los que mantendremos bajo control la contaminación que pueda venir de fuera y el APPCC, en el que buscaremos los puntos más conflictivos en la producción.

¿Qué puedo hacer por tu empresa?  servcios de salud alimentaria

  • ahorrarte tiempo: el día a día de una industria alimentaria deja poco tiempo para que te ocupes de todo tu mismo. Si trabajamos juntos en tu sistema de autocontrol tendrás todo en orden y sabrás con claridad que es lo que debes hacer

  • evitarás problemas en las inspecciones: al tener toda la documentación ordenada y actualizada y las instalaciones en perfecto estado, las inspecciones no se convertirán en un dolor de cabeza

Todas las empresas y establecimientos de la Industria Alimentaria deben disponer de un número de registro sanitario, ya sea nacional o autonómico. Sin ese número no se puede realizar la actividad.

En algunos casos, con realizar la COMUNICACIÓN PREVIA DE INICIO DE ACTIVIDAD ya se puede empezar.

En otros casos (cuando se manejan productos de origen animal) es necesario tramitar la AUTORIZACIÓN SANITARIA DE FUNCIONAMIENTO y hasta que no vaya la autoridad sanitaria a dar de paso la instalación no se podría empezar la actividad.

Me ocupo de prepararte toda la documentación necesaria para la inscripción de tu negocio en el registro correspondiente.

De cada producto que se elabora es necesario redactar una FICHA DE PRODUCTO con  los ingredientes, declaración de alérgenos, valor nutricional, etiquetado, las diferentes formas de presentación y materiales de envasado,  criterios de seguridad (microbiológicos y químicos), el estudio de vida útil, condiciones de conservación y modo de uso y la legislación pertinente.

El ETIQUETADO de cualquier producto alimenticio debe cumplir los mandatos del Reglamento (UE) 1169/2011 sobre la información ofrecida al consumidor considerando tamaño adecuado de letra, listado de ingredientes con marcado de alérgenos en otra tipografía, etc.

Las fichas de producto y el etiquetado le permitirán al cliente, ya sea otra empresa o el consumidor final, conocer con exactitud el producto que ofrecemos.

Todas las empresas deben tener implantado un sistema de trazabilidad y control de proveedores, incluso aquellas que no tienen instalaciones por dedicarse solo a la distribución de productos alimenticios.

La trazabilidad nos permite seguirle la pista a cualquier producto a lo largo de toda la cadena alimentaria y es tu responsabilidad saber de donde vienen tus materias primas, a donde van los productos que tú elaboras y los que sucede con todo ello entre medias. Un sistema bien implantado es básico a la hora de retirar productos inseguros del mercado.

A los proveedores hemos de marcarles unas ESPECIFICACIONES DE COMPRA, es decir, cómo queremos que nos lleguen sus productos.

Trabajo con